Cicatrices en Halloween

Las cicatrices en la cara solamente suelen gustarnos en Halloween. Cuánto más grandes y vistosas mejor, ¡como las de Frankenstein! Pero el resto del año normalmente… ¡no las queremos ni ver!

En la actualidad existen procedimientos específicos y técnicas para reducirlas y disimularlas. Aunque no siempre se consiga borrarlas por completo, suelen hacerse menos visibles con el paso del tiempo y siempre podremos cubrirlas con maquillaje para ocultarlas completamente.

Cómo eliminar cicatrices

Obviamente depende del tipo de cicatriz y el historial médico de cada paciente, pero a grandes rasgos en el Instituto de Belleza y Salud Patricia Moreno contamos con los siguientes procedimientos para tratar las pequeñas marcas y cicatrices:

  • Dermoabrasión:
    Esta técnica puede utilizarse para reducir al mínimo aquellas cicatrices más pequeñas.
    Se trata de eliminar las capas epidérmicas superiores con un aparato eléctrico que “raspa” la piel. Cuando se cura, la superficie presenta una apariencia más fresca, lisa y suave.
  • Exfoliación química:
    Se lleva a cabo normalmente para tratar marcas o cicatrices superficiales.
    Consiste en desprender la capa superior de la piel mediante la aplicación de un producto químico, para regenerarla y mejorar su apariencia.
  • Inyecciones de mesoterapia:
    Inyectar ciertos compuestos como aminoácidos, centella asiática, dexpanthenol, DNA líquido, ácido glicólico entre otros, ayudan a ablandar las cicatrices duras y luego reducen su tamaño.

Si tienes alguna cicatriz que eliminar, no dudes en ponerte en las manos de nuestros profesionales.