Teléfono

616 96 89 33

Correo electrónico

info@patriciamorenobelleza.es

Horario comercial

Lun - Vie: 10h00 - 20h20

Elegir las mejores marcas, los activos más adecuados, las texturas que mejor se adaptan a cada tipo de piel son algunos de nuestros principales cometidos en el Instituto de Belleza y Salud Patricia Moreno. Pero, para que esos cosméticos sean efectivos, es fundamental aplicarlos de la manera que puede ofrecernos los mejores resultados en cada zona y, por supuesto, hacerlo siguiendo un orden adecuado.

Hoy vamos a dedicar nuestro post a analizar cómo aplicar tu cosmética:

La limpieza, tanto de día como de noche, debe estar siempre en primer lugar. Aplicar cada producto sobre la piel perfectamente limpia es básico para que los activos penetren y desempeñen sus respectivas funciones. No olvides limpiar también tus manos para que al aplicarlos no se contaminen.

  • En el rostro

Lo haremos aplicando desde dentro (nariz) hacia fuera (orejas), con suaves lisajes, intentando no desplazar tejidos. Entendemos lisaje, del francés lissage, como un planchado suave, reparador para la piel. Cuantas más arruguitas existan, más se trabajarán estas zonas con pequeños lisajes hasta su total absorción.
Los movimientos siempre serán ascendentes desde el cuello para favorecer la reafirmación. Ayúdate con las yemas de los dedos y a ligeros toquecitos estimularas las diferentes zonas.
También podemos hacer pequeños deslizamientos para finalizar con una ligera presión sobre el rostro y así ayudar a la penetración completa del producto.

  • En el contorno de ojos

Esta es una zona más delicada y frágil. Debemos aplicar productos específicos y muy poquita cantidad. Sobre la ojera realizaremos movimientos circulares y ascendentes hacia la sien. Podemos trabajar también la zona baja de la ceja formando un círculo por todo el orbicular del ojo. El párpado móvil suele ser bastante graso así que evitemos excesos de producto en esa zona.

  • En el cuerpo

Piernas y glúteos: 

Si aplicamos cosmética reductora, anticelulítica o reafirmante lo haremos con maniobras circulares y ascendentes desde el muslo hacia la ingle y zona del glúteo. Podemos insistir con pequeños amasamientos en zonas más complicadas como glúteo, cartuchera o banana subglútea.

Abdomen: 

Los movimientos serán siempre circulares en la dirección de las agujas del reloj.

Pecho: 

Debemos refirmarlo con movimientos desde el esternón hacia la axila y desde la axila rodeando todo el pecho hasta la clavícula.

Tan importante como elegir bien los productos que utilizamos es aplicarlos adecuadamente.

Consúltanos tus dudas.

¡Estamos encantados de cuidar de ti!

Artículos recomendados