autobronceador

Cuando los primeros rayos de sol se empiezan a instalar en primavera empezamos a despojarnos de jerséis y mangas largas. Nos apetecen los colores vivos, cálidos, que nos alegren después del largo invierno. Aparecen las mangas cortas, los escotes, faldas más cortas y los shorts. El sol ha llegado para quedarse.

En esta época pre-estival comenzamos a aprovechar los rayos de sol, nos dejamos acariciar por el calor en terrazas o parques para poco a poco ir cogiendo ese tono dorado que tanto nos favorece. ¿Pero cuánto vamos a tardar en conseguirlo? ¿Llegaremos a las ansiadas vacaciones con la piel morena? ¿Conseguiremos aparecer en esa comunión o boda con un color más dorado que haga resaltar nuestro “outfit” más ideal para la ocasión?

Bien, todas estas preguntas tienen diferentes respuestas en función de nuestro tipo de piel. Pero si tu tipo de piel no es morena de por sí y necesitas tomar el sol para coger ese tono moreno tan saludable necesitas un poco de ayuda.

Y en este momento es cuando los autobronceadores pueden ayudarte

 Autobronceadores

Los autobronceadores aparecieron en el siglo XX allá por los años 50. Se basaban en un compuesto llamado mucondialdehído que ofrecía un color anaranjado muy antinatural. Pero en la actualidad han evolucionado notablemente basando su compuesto en la dihidroxiacetona o DHA. Esta sustancia deriva de la caña de azúcar produciendo un color muy similar al que podremos conseguir con los rayos UV pero sin causar ningún efecto secundario ni dañino ya que proviene de un componente natural, y se limita a colorear las células de la piel.

Los autobronceadores están especialmente indicados en pieles sensibles que no pueden exponerse al sol por lo que es válido para todo tipo de pieles. Tan solo deberás tener la precaución de tener una hidratación adecuada de tu piel.

Este bronceado artificial se puede aplicar en casa, con las diferentes cremas autobronceadoras que existen en el mercado. Deberás aplicar la crema autobronceadora después de haber exfoliado tu piel para eliminar las células muertas realizando movimientos ascendentes, teniendo solo la precaución de aplicar pequeñas cantidades en rodillas, talones, tobillos y codos.

Pero debes ser constante ya que te requerirá aplicarlo a diario los primeros días y después cada dos o tres días sin olvidar aclarar bien tus manos después de cada aplicación. Descubrirás que poco a poco la piel va a adquirir ese bronceado natural que nada se va a diferenciar de nuestro propio bronceado.

Pero si la rutina diaria te da pereza, dispones de poco tiempo o necesitas un rápido bronceado para un evento, una boda, comunión o ese fin de semana inesperado con tus amigos, los resultados de los autobronceadores en cabina son inmediatos. 

Los autobronceadores instantáneos que aplicamos en cabina son rociados sobre tu piel a través de un pulverizador que libera las partículas de DHA consiguiendo que su resultado sea instantáneo. Inmediatamente el color de la piel cambia a un tono tostado ideal que irá creciendo progresivamente durante las primeras 24 horas hasta ponerse de un tostado más intenso que se mantendrá entre 5 y 10 días dependiendo del tipo de cada piel.

Mejor Autobronceador

Conseguirás el bronceado perfecto en una sola sesión

Los autobronceadores son una alternativa perfecta para tener ese tono moreno todo el año o comenzar a usarlos a partir de la primavera sino eres tan exigente con el color de tu piel. No debes olvidar que los autobronceadores no tienen factor de protección solar por lo que es muy importante utilizar tu protección solar habitual que deberás seguir aplicando para evitar posibles lesiones provocadas por el sol. La DHA no protege por lo que tus cuidados frente al sol y los rayos UV deben seguir siendo los mismos. Porque piel no hay más que una y te tiene que durar para siempre en las mejores condiciones.

Salón de Belleza y Salud Patricia Moreno