depilacion perfecta

Historia de la depilación. Un breve repaso desde la antigüedad hasta nuestros días. Técnicas y consejos para una depilación perfecta.

Ya en la prehistoria los primeros habitantes de las cavernas utilizaban utensilios para depilarse. Utilizando piedras afiladas se cree que los hombres se rasuraban el vello de cuerpo y cara para evitar algunas de las enfermedades que padecían ya que se dieron cuenta de que los humanos con menos vello parecían ser menos vulnerables a padecer pestes y demás dolencias de la época.

En la antigua civilización egipcia, hombres y mujeres comienzan a depilarse utilizando la sangre de algunos animales como tortugas o gusanos. También se han encontrado evidencias de que utilizaban ceras que elaboraban con limón, aceite, miel, azúcar y agua y algunos utensilios relacionados.

Para los griegos, un cuerpo depilado significaba la “excelencia” de la belleza y en Roma, ya en la edad de la adolescencia comenzaban a depilarse el vello púbico. Todas las civilizaciones antiguas han utilizado por diferentes motivos, culturales o estéticos, distintas técnicas para eliminar el vello no deseado.

En la historia más reciente, en 1903 King Guillette inventa la primera maquinilla de afeitar con hojas intercambiables que en ese  momento está dirigida en exclusiva para los hombres ya que el vestuario de las mujeres no dejaba ni entrever parte alguna de su cuerpo. Pero todo empieza a cambiar cuando en 1915 apareció un anuncio gráfico en una revista femenina con una fotografía donde una mujer aparecía con los brazos en alto y al descubierto con el lema

“La moda para el verano y el baile moderno se combinan para hacer necesaria la eliminación del molesto vello”

Por fin la mujer empezaba a liberarse de los tremendos ropajes de la época y se imponían los tirantes quedando las axilas al descubierto lo que propició nuevos productos y campañas de publicidad para imponer la depilación de las axilas entre las mujeres. Las piernas hasta entonces seguían ocultas bajo largas faldas lo que no propiciaba ningún interés por su depilación.

En la Segunda Guerra Mundial surgen los problemas de abastecimiento y entre ellos las medias de seda para mujer las cuales tenían también la función de disimular el vello en las piernas, este hecho junto al auge de las llamadas “chicas pin-up” hicieron que las piernas quedaran al descubierto surgiendo la necesidad de depilarlas y desde entonces hasta nuestros días.

Depilación perfecta: técnicas y consejos

En la actualidad tenemos diferentes técnicas y consejos para una depilación perfecta. Vamos a repasar las más importantes.

  • Cuchilla. Es la solución más rápida y económica. Podemos utilizarla para axilas y piernas. Consejos: No utilizar en la zona de las inglés. La cuchilla descama la piel y el vello crece duro y rápido. Después de depilarte con cuchilla siempre debes utilizar una crema hidratante en profundidad. Duración de tres a cuatro días.
  • Espuma depilatoria. Práctica y cómoda para llevar en los viajes pudiendo aplicarse en cualquier zona. Consejos: Aunque sea menos agresiva que la cuchilla siempre debes utilizar una crema hidratante en profundidad. Aunque te parezca que la espuma “refresca” no es así. Duración de cuatro a cinco días.
  • Crema depilatoria. Rápida y de fácil aplicación recomendada para zonas pequeñas o si tienes poco vello en las piernas. Has de tener cuidado porque se han presentado problemas de alergias. Tiene un olor profundo y fuerte por lo que suele ser rechazada. Consejos: No utilizar 24h después de haber pasado la cuchilla. Utilízala por la tarde cuando no vayas a tener una exposición al sol ya que tu piel podría irritarse o incluso quemarse. Duración de seis a ocho días.
  • Cera: Elimina el vello de raíz siendo ideal para piernas, axilas e inglés. El pelo se va debilitando por lo que pasados los años la tendencia será a tener menos vello. En vacaciones es la opción perfecta ya que tiene una duración muy larga. Consejos: es muy importante exfoliar las zonas a depilar con cera ya que el vello se debilita y de esta manera evitarás que crezca por debajo de la piel. Duración de dos a tres semanas.
  • Depilación por hilo: Esta técnica ya se practicaba en la India hace miles de años y llega hasta nuestros días con más auge que nunca. Para determinadas zonas del cuerpo como cejas o bigote es más recomendable que la cera ya que tiene un resultado menos irritante. Está especialmente recomendada para pieles sensibles e incluso con acné. La depilación con hilo es prácticamente indolora. Duración de dos a tres semanas.
  • Depilación eléctrica: Arranca el pelo de raíz. Se suele aconsejar en la zona de las piernas. Es un proceso lento y suele ser doloroso en la mayoría de los casos. Hay que hidratar la zona depilada con una buena crema hidratante para evitar escozor e irritaciones. Duración de tres a cuatro semanas.
  • Fotodepilación o Luz Pulsada: Se obtienen muy buenos resultados en casi cualquier tipo de piel sin embargo su principal inconveniente es que puede causar quemaduras e irritaciones. Cada haz de luz abarca una zona muy extensa por lo que es indicada para las zonas con mayor pelo. Duración: Aunque sus efectos se pueden notar desde el primer día harán falta mínimo de 5 a 6 sesiones para obtener los resultados que buscamos
  • Depilación médica láser: Es más precisa que la fotodepilación y es muy extraño que produzca daños en la piel. Esta especialmente recomendada para pieles claras con vello oscuro aunque también obtendrán buenos resultados el resto de pieles. Duración: Al igual que en la fotodepilación, veremos resultados desde el primer día llegando a una depilación completa a partir de seis sesiones.
  • Depilación médica láser por diodo: Nueva técnica más precisa que la depilación láser. Al tener una mayor longitud de onda, penetra mejor en la piel y de forma más segura por lo que está especialmente recomendada para pieles oscuras y con vello grueso además del resto de pieles. La depilación médica láser por diodo es el tipo de depilación más segura para pieles bronceadas y para cualquier piel que se vaya a exponer de forma rápida al sol. Se puede aplicar en zonas pequeñas o en zonas más grandes como pecho o espalda por lo que es la solución ideal para los hombres. En los últimos años los varones han aumentado en un 20% depilándose mayoritariamente espalda, barba y entrecejo. En el caso de las mujeres se utiliza de forma mayoritaria para inglés, axilas, piernas y cara.

Esperamos que estás técnicas y consejos para una depilación perfecta haya resuelto tus dudas pero si todavía no sabes que método de depilación escoger  no lo dudes y contactamos sin compromiso. Te ayudaremos a elegir el mejor sistema para ti en función de tu piel y tus necesidades. Te haremos una prueba gratuita para ayudarte a hacerte desaparecer ese vello no deseado.

Centro de Belleza y Salud Patricia Moreno

Montecarmelo – Mirasierra – la Moraleja – Madrid